DOLOR ABDOMINAL

El dolor abdominal constituye unos de los 15 síntomas iniciales más trascendentes en medicina. Es por lo que más se acude en forma general.

Este cuadro puede variar tan drásticamente, como quitarse por sí solo ó obligar a una intervención quirúrgica inmediata.

Este dolor puede ser agudo, subagudo, crónico ó recurrente, tiene puntos comunes con diversas especialidades como cirugía, pediatría, medicina general, ginecología, geriatría (ancianos) ó psiquiatría.

En estos cuadros de dolor abdominal podemos hablar de una inflamación, perforación, obstrucción, hemorragia ó una torsión de algún órgano.

467187-PFX8NJ-180.jpg

Por todo esto es importante acudir a su médico para descartar cualquier problema que se pueda complicar.

Si se presenta vómito, además del dolor abdominal y si este va en aumento, además de palidez, sudación, disminución de presión y  fiebre no hay que pensar más y correr a urgencias.

 

No tenemos que caer en el error de diagnosticarnos solos y automedicarnos pues podemos enmascarar un cuadro que puede ser quirúrgico y sí lo prolongamos podemos estar perdiendo minutos valiosos para salvar la VIDA.

Por otro lado se pueden tener errores en el anciano pues el umbral del dolor es alto y para el no está pasando gran cosa; pero si no se hace una buena exploración por médico certificado podría perder tiempo para su tratamiento.

En el caso de los niños se puede confundir con un berrinche, y su poca quietud para explorar puede llevar a un diagnóstico incorrecto, por lo que es preferible llevarlo para su exploración profesional y atención inmediata.

Recuerda, más vale prevenir.