1135.jpg

ACNÉ

Enfermedad de la piel que implica anormalidades en la producción de sebo, descamación, proliferación bacteriana e inflamación.

Se presenta frecuentemente en la juventud, afectando en un 85% de las personas entre 12 y 24 años.

Es la principal causa de consulta dermatológica.

El acné tiene un impacto significativo en el bienestar psicosocial, afectando el desarrollo académico, la participación en el deporte y compromisos así como una mayor tasa de desempleo en las personas que lo padecen.

Diagnóstico & Tratamiento

Sus manifestaciones son primero el punto negro, su ruptura y luego la inflamación, esto resulta en la formación de lesiones que pueden estar localizadas en la cara y menos frecuente en tórax anterior, posterior y hombros.

Existe una tendencia familiar elevada siendo importante para su diagnóstico.

La utilización de medicamentos como algunos esteroides en los fisicoculturistas pueden traer consecuencias parecidas al acné, así como otros por prescripción médica pueden dar lesiones también que al dejar de tomarlos desaparecerán.

  • El acné es una enfermedad curable y la cicatriz puede prevenirse.

  • El diagnóstico lo hará el médico y será según su gravedad en leve, moderado ó severo.

  • Su tratamiento estará encaminado en cada caso a curar lesiones ya sea con medicamento tópico y local, otros serán con medicamentos tomados (pastillas).

Los tratamientos estéticos como la dermoabrasión y cirugía con láser sin herramientas que pueden utilizarse para disminuir las cicatrices.

Dermatólogo en el Trabajo

Prevención

Estará encaminada a evitar complicaciones y lesiones más profundas con ayuda de una buena hidratación, limpieza en cara con agua y jabón neutro.

Los alimentos aunque no estén demostrados que afectan, hay que tratar de evitar las grasas, irritantes ó alimentos muy calientes, pues se sabe de antemano que ya existe algún tipo de predisposición familiar.

Consulta a tu Médico